La Neuralgia del Trigémino es uno de los dolores mas incapacitantes que existen.
Es un intenso dolor facial quemante, o a veces con sensación de electricidad, siguiendo la distribución del Nervio Trigémino, es decir, dolor a nivel de los ojos, orejas, nariz, frente, mejillas, boca, mandíbula y el lado de la cara. El dolor es tan intenso que en el pasado cuando no existían tratamiento se llegó a llamar la enfermedad del suicidio.
Existen muchas causas, siendo las más frecuentes la Neuralgia Post Herpética y la Compresión de las arterias del cerebro directamente sobre el nervio

Es importante reconocer esta patología, para identificar la causas y dirigir el tratamiento

Tratamientos para la Neuralgia del Trigémino
Los fármacos utilizados para mejorar la neuralgia del trigémino suelen tener grandes efectos secundarios, por lo que ello se ha de tener en cuanta en la valoración de si optar o no por una alteranativa quirúrgica. El tratamiento varia dependiendo del tipo de neuralgia y los resultados de las pruebas complementarias. A nivel general existen tres tratamientos:
1. Tratamiento farmacológico donde la carbamazepina es el más frecuentemente utilizado.
2. Técnicas percutáneas: a través de un pinchazo se busca anestesiar el nervio para que deje de provocar dolor.
Las utilizadas son la técnica de Mullan (compresión con balón de Fogarty en el Ganglio de Gasser) y la radiofrecuencia del ganglio de Gasser. Ambas técnicas son sencillas con poca tasa de complicaciones. En el caso de la Técnica de Mullan, se emplea anestesia general, en la radiofrecuencia del ganglio de Gasser se realiza con sedación y anestesia local. Las probabilidades de éxito son iguales en ambas técnicas. La probabilidad de mejora es del 75 %
3. La Técnica de Jannetta (o cirugía de descompresión microvascular) es una cirugía craneal, con craniectomía, y bajo anestesia general. En un porcentaje no desdeñable de los casos la causa de la neuralgia es una compresión vascular. Su descompresión resuelve o mínimiza el dolor que provoca la irritación del nervio. La tasa de éxito es del 95 %. Puede haber complicaciones . La cirugía consiste en separar el vaso ( generalmente una arteria) que recae e irrita al nervio trigémino. Su descompresión resuelve o mínimiza el dolor que provoca la irritación del nervio.

Obras Sociales / Prepagas

 

Consultas


 
Abrir chat
¿Necesitas un turno con un especialista?